Proyectos pastorales

La MIVA es una obra benéfica de la iglesia católica y apoya proyectos eclesiásticos que sirven al trabajo pastoral. En las vastas zonas pastorales en los países en desarrollo los sacerdotes son dependientes de vehículos para poder llegar a sus creyentes en pueblos lejanos.

Por ejemplo Bangladesh. El padre Bablu Cornelius Corraya de la diócesis Rajshahi se encarga en su parroquia de cuatro mil católicos – sobre todo de parientes de grupos étnicos marginalizados – en 66 pueblos. «Muchos pueblos estan muy lejos del centro de la parroquia», escriba padre Corraya en su carta a la MIVA. «Para una mejor cura de alma necesito una motocicleta». El va a recibirla.