La Acción de Christophorus

“Por cada kilómetro manejado libre de accidentes un DécimoCent para un auto de MIVA”. Así es la petición de MIVA a automovilistas y viajeros. Esta acción lleva el nombre del santo Christophorus, el patrón del tráfico y combina la solidaridad internacional con el agradecimiento para que se maneje libre de accidentes. La colecta se realiza el “Domingo de Christophorus” en todas las iglesias católicas o por transferencia bancaria. La “Acción de Christophorus” es la fuente de ingresos más importante de MIVA.

El domingo de Christophorus

El día del santo de San Christophorus es el 24 de julio. El domingo que cae más cerca a esta fecha es programado por MIVA como el domingo de Christophorus. En las misas, las cuales estan especialmente organizadas, los sacerdotes indican los objetivos de la misión y del desarrollo. El domingo de Christophorus es también el punto culminante de la Acción de Christophorus. Uno puede dejar su donación en cajitas especiales. En muchas parroquias se hacen también después de la misa, bendiciones de vehículos.

La leyenda del Christophorus

Según cuenta la leyenda Christophorus es un gigante que busca un Señor. El quiere servir a Cristo, el Señor más poderoso, pero como él no puede ni orar ni ayunar se declara dispuesto a cargar a personas sobre un río tormentoso. Una noche lo llamó un niño. El gigante sale y lo carga sobre el río. El niño se pone cada minuto más pesado – tan pesado que él, el gigante tiene miedo de ahogarse. El tiene la impresion de cargar a todo el mundo sobre su espalda. En ese momento el niño le dijo: “Tu has cargado más que al mundo – el señor que ha creado el mundo ha sido tu carga.” Christophorus cuyo nombre significa “portador de Cristo ” se volvió el patrón de los viajeros. También para MIVA Christophorus le sirve como un modelo a seguir. Pues nuestros socios de proyectos en el ámbito de la misión y del desarrollo son de cierto modo también “portadores de Cristo”.